ROJO en HELSINKI

PROGRAMA de RED, de John Logan, en el KANSALLISTEATERI, Helsinki, marzo 2015.
PROGRAMA de RED, de John Logan, en el KANSALLISTEATERI, Helsinki, marzo 2015.

Durante mi última noche en Helsinki decidí hacer un experimento. Un amigo de mi anfitrión estaba dirigiendo la obra de John Logan, RED. Yo había tenido la oportunidad de conocerla bien cuando Juan Carlos Fischer la dirigió en el Teatro La Plaza y le hicimos una de nuestras Conversaciones en la plaza. Había leído el guión en inglés y visto y conversado sobre la obra en castellano. Así que mucho no importaría el ir a verla en finlandés, un idioma del que conozco apenas unas palabras. La idea de experimentar la obra escuchando la articulación lingüística de las palabras, pero privadas del significado, de tener que entender la acción solo al nivel del cuerpo, las emociones, la energía y gestualidad que le inscribirían estos actores, me decidió a ir.

La experiencia fue excelente. La de entrar, primero, en un pequeño teatro en Helsinki, con gente (toda de la ciudad, yo ceo haber sido el único extranjero) que salía esa noche de martes al teatro. Estuvo lleno el teatrito de como 100 personas. Y fue excelente ver las actuaciones, sin entender una palabra de lo que decían. Reconocí algunos nombres –como el de Warhol o Pollock– y los demás pintores o compositores –Chet Baker, Miles Davis– sobre los que hablaban los actores, y eso a veces ayudaba a orientarme en la trama narrativa del guión, pero pronto esa impresión de orientación se desvanecía con mi confianza, como espejismos que me dejaban perdido entre más palabras que seguían viniendo, obligado a orientarme de otra forma… Aprender a ver una obra solo partir de las acciones y la energía con la que iban esculpiendo los actores una semblanza real de lo que el excelente guión de John Logan describe. Fue una experiencia inolvidable.

(Debo agregar que, aparte de las actuaciones que creo que estuvieron en ambos lugares excelentes,(el principal actor, al parecer muy reconocido en Finlandia y casi tan bueno como Alberto Isola, quien hizo de Rothko en la versión de Lima), el montaje en el Teatro La Plaza fue mejor por mucho, y la escenografía nuestra en comparación con la de ellos –sobre todo el sentido estetico del espacio–, era también muy superior. En Lima estamos haciendo tan buen teatro como en Helsinki, y hasta mejor).

Ya caminando del teatro (y por el frío aire que soplaba esa noche de invierno de Helsinki), eché de menos el gorro que había dejado atrás en el teatro, así que corrí a ver si lo recuperaba. Aquí en Lima uno correría a buscarlo ansiosamente, antes de que alguien se percatara de que estaba abandonado y se lo empoquetara; pero allá, me di cuenta que estaba en Helsinki, y que el gorro permanecería ahí abandonado hasta que el limpiador viniese al día siguiente a llevárselo al Departamento de Cosas Perdidas. (Ah! la civilización que aquí aun se resiste a llegar, con todos nuestros complejos sociales.)

Al volver a entrar al teatro, ya casi todos se habían ido salvo los actores y reconocí ahi, en esa escena en Helsinki, el mismo ambiente, tan exuberante y lleno de emoción que se siente aquí, en Buenos Aires, en Boston, y no importa en qué idioma, en el mundo del teatro y la farándula.

Cuando llegué de vuelta a la casa esa noche, listo para empezar a empacar para mi viaje a Nueva York (desde donde escribo), descubrí que en el sótano del edificio de mis amigos, donde me quedaba esa noche, había un sauna exquisito que habían esperado a mostrarme durante mi última noche. Fue mi sauna de despedida. Amo las saunas (palabra interesante que en castellano, me he enterado, en España es un sustantivo femenino, mientras que en Latinoamérica un sustantivo masculino o femenino. Como peruano, vivo siempre esa indefinición cuando hablo del sauna).

Así, Rojo, la excelente obra de John Logan, va sedimentando nuevas capas de recuerdos y experiencias que se le van asociando en mi memoria, enriqueciéndola aleatoria y sincronísticamente como todos los presentes que van haciendo nuestra vida.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s