EL lado oscuro de la cultura digital y el brutal cambio necesario

forurensning
Este pasaje que me encontré de un artículo sobre el fenómeno y significado del SPAM, me parece que nos da una radiografía de nuestra actual cultura y un diagnóstico de una metástasis que podría estar contando una comedia, si no se tratara de lo que parece ser una historia trágica.

“Grupos densos de ondas de radio salen de nuestro planeta cada segundo. Nuestros mensajes y capturas fotográficas, comunicaciones íntimas u oficiales, transmisiones televisivas y mensajes de textos, se dispersan de la tierra como anillos formando una arquitectura tectónica de los deseos y miedos de nuestros tiempos. En unos cuantos cientos de miles de años, formas de inteligencia extraterrestre podrían revisar nuestras comunicaciones inalámbricas. Pero imagínense la perplejidad de aquellas criaturas cuando se pongan a mirar de verdad el material. Porque un gran porcentaje  de las imágenes inadvertidamente enviadas al espacio profundo, es en realidad SPAM.  Cualquier arqueólogo, investigador forense o historiador —en este mundo o cualquier otro— lo mirará como nuestro legado y nuestra imagen, un retrato real de nuestros tiempos y de nosotros mismos. Imagínense una reconstrucción humana de alguna manera hecha de estos despojos  digitales. Es muy probable que parecería una imagen de SPAM”  (http://www.e-flux.com/journal/the-spam-of-the-earth/)

Si nuestra cultura fuera un cuerpo, el diagnóstico sería el de un cáncer terminal. Sufrimos de una metástasis de SPAM. El hecho que registra el comentario del especialista en, me hace pensar en la densidad de la experiencia de nuestra época digital, que, como cultura, estamos viviendo todos tan inconscientemente; y me hace pensar en la necesidad urgente de empezar a mirar lo que estamos haciendo, de verlo con una nueva mirada, para poder reaccionar. Pepe Mujica lo dice mejor, en el discurso que dio en la ONU hace unos días: “lo que necesitamos es un cambio brutal de actitud.” (https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=2SNoMuNSNJI=)

Screen shot 2013-09-26 at 7.22.45 AMEse cambio brutal requiere, en primer lugar, empezar a hablar de otra manera, a cultivar una escucha por otro discurso que el que escuchamos todos los días y que no hace más que perpetuar nuestro entumecimiento. Por eso, ayer, cuando leí un comentario que @elvisocc le hizo a mi elogio al discurso del gran Pepe Mujica, que era “puro verso”  (que yo interpreté como, “palabras de puro sentimiento, pero sino valor práctico”), quise decirle que solo empezando a hablar diferente podremos empezar a mirar de nuevo; que solo escuchando otro tipo de palabras, podemos empezar a ver con nuevos ojos lo que nos está pasando, y reaccionar.
Para que se haga posible ese cambio es indipensable y perentorio aprender a escuchar, sobre todo a aquello que nos parece tan ingenuo, tan romántico, pues ese rechazo es más un síntoma de nuestra resistencia, un prejuicio alimentado por nuestra forma tradicional de relacionarnos con el mundo, que nos sabotea y hace imposible nada más que seguir en el mismo camino, como borregos al matadero.
La arrogancia de nuestra actual verdad cultural (cientìfica, siempre métrica, y empeñada en el producto y la eficiencia inmediata) es la que nos hace ciegos a fuentes más profundas de cambio en nosotros, y nos tiene absolutamente estancados, repitiendo y repitiendo el mismo discurso que solo multiplica nuestra metástasis, y nos hace vivir casi cubiertos de SPAM…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s