Espíritu y letra del proyecto de ley de cine

Image

Acabo de leer la columna de Enrique Pasquel en El Comercio* sobre el proyecto de la ley de cine, donde critica la intención de obligar a los cines a reservar un 20% de sus funciones para exhibir películas nacionales. Pasquel hace una analogía entre el cine y el comercio de ropa, para argumentar que el proyecto de ley es un sinsentido. Estoy de acuerdo con él que quizás la letra de esa ley sería un error, pero pienso que su espíritu no lo es. Me parece, además, que la lógica de mercado sobre la que se apoya el argumento es una lógica inadecuada para el caso del cine peruano.

En primer lugar, porque el cine no es solo un producto comercial; es antes que eso, una de las manifestaciones humanas más importantes de nuestra época. Por eso un país sin cine propio es como una persona analfabeta y sin conciencia. El cine constituye una oportunidad para fomentar conciencia a través del diálogo público, que, tratándose de películas nacionales, siempre propician en el país donde se producen. El cine peruano, bueno o malo, ocasiona siempre una reflexión acerca de nosotros, y lo hace más allá de la farándula, del escándalo perenne de nuestra política cortesana, o del periodismo amarillista. Estos parecieran ser los únicos lugares donde conversamos y opinamos y formarnos una conciencia nacional. No es de sorprender por lo tanto que, como país, seamos peor que gallinas en gallinero, cada quien cacareando por su lado y nadie escuchando a nadie.

Esta idea de que el cine peruano es malo y por lo tanto no tiene por qué contar con nuestro apoyo y nadie nos puede obligar, me hace pensar en lo mal que tratamos a nuestros deportistas: Como dioses cuando ganan, pero como perros cuando no. Los peruanos no parecemos saber lo que quiere decir  la solidaridad ni lo que implica formar parte de una comunidad. A veces pienso que en el Perú la única concepción que se tiene de comunidad es la secta, el grupo de personas que comulgan con todo lo que piensas y excluyen a todos los que no. Eso nos hace terriblemente intolerantes frente a la diferencia, inhóspitos para la pluralidad y completamente antidemocráticos.

Para que el cine peruano crezca tenemos que calarnos todo el cine que produzcan nuestros cineastas, bueno y malo;  y debemos participar todos en su crecimiento mediante la atención y la crítica. Si los cines no le quieren, o no le pueden, dar espacio a las películas peruanas, entonces algo se tiene que hacer para apoyar su exposición e incentivar nuestra participacion como audiencia. Pensar en el cine solo como producto comercial es caer en la falacia más grande de nuestra época consumista; es olvidarse de lo más importante en cualquier sociedad, es olvidarse del elemento cultural, Y por cultura me refiero esencialmente a todas las actividades –artísticas, deportivas o de cualquier indole– que incentiven la madurez y la conciencia de nuestra sociedad.

Ver cine peruano, su supervivencia  y su eventual mejora, precisamente por esa misma exposición a la opinión, a la crítica y al apoyo nacional con las que ahora no cuenta, tiene que ser una prioridad del país. Pero Enrique Pasquel tiene razón. Hay que ser realistas y justos. Nadie va a querer gastar el dinero en algo que produce tan poca (o incluso ninguna) ganancia. Y obligarlos sería injusto y un abuso del poder (si es que entiendo bien lo que esta nueva ley pretende). Business is business; no les toca a los empresarios ser altruistas. Pero culture is not business y alguien tiene que asumir el gasto; y ese tiene que ser el Estado, a quien no le interesa el valor comercial sino el valor cultural. Pero me refiero también a un Estado que responde al público y va haciendo norma de acuerdo a lo que favorece su bienestar y elimina lo que no. El que nuestras infraestructuras no esten en lugar o que la burocracia impida el avance, o la corrupción lo frustre, no son justificación para quitarle apoyo a a la cultura. Eso sería como confundir al enfermo con el cáncer.

Yo pienso que el cine peruano debe ser subsidiado por el Estado para que pueda crecer, y en esa dirección es que debería estar moviéndose la ley. Por eso es que necesitamos un Ministerio de Cultura, y por eso es que no deberíamos negarle un centavo a la cultura de este país, aunque sí exigir de él responsabilidad, frutos y siempre cuentas claras. Si hay algo que necesitamos a gritos es madurar, cultivar nuestra cultura. Y el camino no va a ser nunca fácil, sobretodo cuando en el mundo los criterios comerciales comienzan a considerarse los únicos y la codicia y la corrupción minan las alternativas.

* El artículo de Enrique Pasquel puede encontrarse en: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=4702797725168&set=a.2328237962658.137446.1150969040&type=1&theater

Advertisements

One thought on “Espíritu y letra del proyecto de ley de cine

  1. Victor, tiene mucho sentido lo que dices, pero lo que no entiendo es el tipo de subsidio. Yo sí creo que el estado peruano puede otorgar becas para que directores y técnicos de cine de todo tipo se formen en otros países, aprendan y regresen a aplicar lo que saben. Sí creo que deberían haber becas para innovación dentro del cine. Pero hay una parte del cine que sí es negocio y que este debe moverse por sí solo. Y ese es el meollo del asunto. Salvo excepciones, nuestro cine no es innovador (tuvo que venir Claudia Llosa con aprendizajes desde fuera para convertirse en la mejor cineasta peruana, seguramente desde Armando Robles). No tenemos grandes técnicos visuales ni sonoros (si te fijas en los nombres, casi siempre son los mismos). Ni tenemos un cine de cineclub (casi no existen los cineclubes en el Perú) ni tenemos mercado de cine. Si la idea es mover mercado, tampoco solamente la beca ha funcionado. Obligar a los espectadores a ver un cine que comercialmente no es apetecible, tampoco va a funcionar. Es por ello que lo de la cuota es un despropósito.

    Ahora, qué distinto sería que en vez de cuotas hablemos de tener salas de cine en los locales regionales del Ministerio de Cultura distribuidos en el país. Y promoverlos. Esa es una cuota que sí me gustaría subvencionar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s