Susana Villarán y Gonzalo Alegría en el Francotirador

Luego de ver a Fernando Andrade, Susana Villarán y Gonzalo Alegría en el programa de Bayly anoche, me han quedado claras varias cosas:

En primer lugar,  que Andrade, por más que me haya gustado su gestión como alcalde de Miraflores, no me parece que da la talla para la Alcaldía Mayor. Con eso no quiero decir que hayan habido en la Municipalidad siempre personas más capaces o más articuladas o inteligentes que él, sino que  tenemos ahora en campaña otros candidatos que son superiores en la amplitud y profundidad de su visión.

Me queda claro, además, que Susana Villarán y Gonzalo Alegría definen dos estilos diametralmente opuestos, dos perspectivas, dos temperamentos, dos aproximaciones a las cosas totalmente diferentes. Ambos me han parecido claros y capaces en lo que han dicho; y salvo por lo que me parece una infeliz propuesta de Alegría (de entregarle armas a los serenos), en general las propuestas de ambos candidatos mostraron una clara comprensión de los problemas y un buen sentido de su dimensión. (Andrade me pareció carecer de esa amplitud o profundidad en las suyas).

Fue un momento revelador (en medio de una sesión sin sorpresas y más bien algo acartonada en su formato) cuando Alegría distinguió sus propuestas de las propuestas “gaseosas” de otros candidatos. Revelador, porque era obvio que quería contrastar el estilo de Susana (su lenguaje emocional, su apelación constante a la persona y a su bienestar como prioridades de su campaña) con el suyo, implicando que  él  proponía lograr resultados y no quedarse en “generalidades”. Susana inmediatamente respondió al golpe bajo  de Alegría, aclarando que su patrimonio era la (significativa y exitosa) experiencia  que había tenido en las diversas areas del servicio público donde ha sido reconocida. Y con eso estableció que la diferencia, en contra de lo que pretendía sugerir el tendencioso comentario de Alegría, no es una diferencia entre eficiencia y “zalamería”, sino una importante diferencia en estilos, en percepciones que definirán dos posturas distintas ante la tarea del Alcalde.

Ese contraste de estilo o temperamento entre Villarán y Alegría  es fundamental y decisivo para saber por quien elegir entre ellos: Para Susana es obvio que la ciudad no es solo un problema técnico –cómo agilizar “el tránsito” o resolver el problema “del transporte público”, o reducir “la inseguridad ciudadana”: Para ella es además, e inextricablemente, un problema humano que requiere de una mirada más compleja que la del técnico y un tono más personal.

Un ejemplo puntual que ilustra la aproximación más compleja y comprometida  de Susana con la dimensión social del cargo es su diagnóstico del problema de la inseguridad ciudadana como inseparable del problema más de fondo de la educación; por ello considera que es tan (si no más) importante que la Municipalidad se comprometa (como propone hacerlo Villarán) con un plan de educación integral  a largo plazo, como que encuentre maneras inmediatas de confrontar el problema. Lo que propone Susana, en otras palabras, es no solo resolver el problema ahora sino prevenirlo, sembrando para un futuro mejor.

No sé si sea injusto caracterizar la diferencia entre Alegría y Villarán como la diferencia entre el empresario que quiere eficiencia y el servidor público que quiere bienestar, pero es mi primera impresión de esa diferencia. Y desconfío del empresario porque puede perder de vista el fenómeno humano que es la ciudad y, por lo tanto, la organicidad y complejidad de sus problemas. Una de las enfermedades de nuestro tiempo es el brutalismo de la eficiencia que si define un estilo de gobierno puede terminar subordinando el bienestar el individuo a la eficiencia del aparato público, o peor: puede atender a la estadística en desmedro del caso real o elegir la solución eficiente y cortoplazista sobre la más compleja pero integral.

Al final, me quedé pensando, si Alegría propone una ciudad de éxito, con todo lo atractivo que pueda eso sonarnos en esta época de eficiencia y productividad,  yo preferiría a un alcalde que me ofrezca trabajar por hacer de Lima, claro que  una ciudad eficiente, pero además, y tal vez por encima de eso, una ciudad más humana, más amable. Y es que de esa humanidad y esa amabilidad emanará de manera natural cualquier éxito o logro perdurable.

Advertisements

14 thoughts on “Susana Villarán y Gonzalo Alegría en el Francotirador

  1. Demuestras claridad en tus expresiiones, pero no puedes negar tu sesgo subjetivo hacia Susana Villarán, el verdadero rostro humano es el de las zonas marginales que no pueden acceder a los programas de saneamiento que brinda el estado porque Lima no les soluciona sus problemas para titulación. Andrade es el único que tocó ese tema. Y recuerda: no se estan postulando para Presidentes, así que tu candidata no vuele mucho entre nubes ideológicas porque el vaso de leche no se llena con sueños.

    1. Muchas gracias por tu comentario.

      A ver: no niego tener un sesgo por Susana, pero eso es precisamente la preferencia. Lo que disputo es que sea subjetivo. Quizás lo parezca en el post, pero hay razones objetivas por las que tengo esa preferencia. Su trayectoria dce mucho de la calidad política que tiene, y de su capacidad para llevar a cabo obras concretas. No creo que se pueda poner en duda su compromiso y su probidad. Y me parece además que es la única candidata que tiene no solo como meta abstracta la concertación de múltiples y disímiles posturas ideológicas, sino que se está jugando por ella.

      Ahora bien, pensar que porque no lo mencionó, Susana no ha pensado en el problema de la marginalidad sería absoutamente errado. Para empezar, ella es la que más contacto tiene y ha tenido con la marginalidad. Y me parece que aunque no lo mencionó explícitamente, su replica a las propuestas de transporte de Alegría y Andrade fue precisamente el prestar atención a la verdadera dimensión de Lima y la necesidad de integrar todas sus zonas, especialmente las más marginales.

      No estoy de acuerdo con la sugerencia que haces de que Susana “vuela entre nubes ideológicas”. El vaso de leche es un programa concreto, y no se ha llenado con sueños; es más bien un ejemplo de cómo podemos empezar a ponerle tierra a nuestros sueños. Y es importante que los tengamos, para luego realizarlos.

      Finalmente, es cierto que para ser alcalde no se necesita tener el vuelo de un presidente; y en ese sentido los tres que he mencionado aquí podrían cumplir bien con su labor. De hecho, como lo dije, Andrade hizo una muy buena labor en Miraflores. Pero por el momento me inclino por Susana Villarán, por su lucidez, transparencia y compromiso. Creo que ninguna de esas virtudes se le pueden negar, independientemente de que sea o no la candidata de nuestra elección.

  2. Gonzalo Alegría no olvida a las zonas marginales, entre su plan de gobierno está la participación activa de la ciudadanía con las obras sociales; la verdad lo veo más claro y conciso que los otros candidatos, Susana apeló (molestamente) al ablandamiento de corazones y no centró propuestas. Alegría es empresario, pero también Sociólogo; así q conoce los fenómenos de la sociedad y estoy seguro que al igual q dar soluciones, va a prevenir los problemas de Lima.

    1. Muy acertadas tus observaciones, muchas gracias. Habrá que seguir atentos con Alegría.

      Pero a lo que apunto en el post, es a una actitud que, a pesar de ser algo imponderable y difícil de establecer, es un factor que al final determina las decisiones que se toman en una gestión. Sin embargo y como digo, expresé solo una primera impresión y estoy dispuesto a revisarla si los hechos lo ameritan.

      Sólo agrego que el que Susana no haya sido más concreta en esta ocasión particular no es en absoluto un reflejo de una falta de claridad o de una ausencia de planes concretos y bien pensados. Eso tendrá que evidenciarse en las siguientes semanas, claro. Lo que sí insisto es que es necesario rescatar la diferencia de actitud o perspectiva –y la importancia de esa diferencia– para nuestra evaluación de lo que cada candidato trae en su propuesta. Pues en útima instancia esa diferencia definirá las prioridades que primarán en sus decisiones.

  3. Uno de los problemas es que los candidatos no llegan a definir conceptos como ciudad, y a partir de este concepto plantear sus visiones de Lima. En los planes de gobierno, las visiones que deberían ser concisas y claras terminan siendo “gaseosa”. Se van por las ramas.
    Mas que plantear a Lima como un problema humano, creo que Villarán parte de un planteamiento humanista (no se si te refieres a eso?), puede ser por su formación académica. Alegría creo que es economista, y por ende su discurso es distinto.
    No creo que tenga que existir la diferenciación de técnico-humano – agilizar “el tránsito”, reducir “la inseguridad ciudadana”- están también en el ámbito humano (o social). La educación también esta en el ámbito “técnico”. Lo importante seria partir del ámbito técnico o social a un planteamiento integral, que no tiene por que ser el humano o humanista.
    La crítica de gaseoso se puede aplicar, a ambos planteamientos. Si no explican y demuestran como se resolverían los problemas.
    Por ultimo ¿como separar al candidato de sus propuestas? ¿la experiencia de un candidato pesa mas que su carisma? ¿los candidatos son pequeños caudillos, que todo lo pueden?
    Felicitaciones por el post.
    walter cier

  4. genial!!! super claro y directo!!!
    nescitamos asi mas espacios, en donde se diga claramente lo que se piensa, a mi me parece que si tienes una preferencia x susana villaran esta perfecto que lo digas y con fundamnetos, acaso no podemos decir nuestra opinion???? eso es lo que necesitamos espacios donde cada uno opine, y con fundamentos!!!
    Buenisimo!!!

  5. Gonzalo Alegría firmará el pacto por la infancia y, de ser elegido, se compromete a cumplirlo. Vea inversionenlainfancia.net el martes 14 a las 2:00 pm
    Ojala que todos los candidatos hagan lo mismo por el bienestar de los niños, especialmente porque representan un sector desprotegido que no vota en las elecciones.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s