Nuestra época, una época de Puer Aeternus…

Icarus Goltzius

De acuerdo a Jung nuestra alma está alimentada por un inconsciente colectivo, conformado por estructuras heredadas, responsables de las dinámicas psicológicas que constituyen nuestro carácter.

El Puer aeternus es una de esas estructuras, responsable de la curiosidad insaciable por nuevos conocimientos, la velocidad de la conciencia que permite las múltiples conexiones que son el deleite, la riqueza, la intoxicación y la fantasía de la conciencia adolescente, que producen aquel  sentimiento de omnipotencia, de estar on top of the world tan típico de esa etapa.  Antoine de Saint Exupery (autor de El Principito), por ejemplo,  James Dean (icónico protagonista de Rebelde sin causa), y el trágico Jacko, Michael Jackson,  eran  almas dominadas por el arquetipo del Puer aeternus…

El arquetipo del Puer aeternus, el eterno adolescente, está presente en toda psique,y está complementado por otro arquetipo, también presente en todos: el Senex (el anciano). El Senex, es la sombra que compensa al Puer, que lo conecta con la tierra y así con las lentitudes de la emoción que hacen posible la maduración, y convierten  el aprendizaje mental en experiencia y sabiduría. Sin embargo, desde la actitud del Puer, la lentitud del viejo es decrépita, obsoleta e inútil. De ahi se explica en una época como la nuestra, poseída por la actitud del Puer, que encerremos a los ancianos en casas de descanso donde no nos obliguen a sus tempos tan lentos y opuestos al aire que respiramos en nuestra vertiginosa cultura.

El mito de Ícaro quien vuela en alas de cera hacia el sol,  ilustra el destino del Puer cuando se polariza y desconecta del Senex: olvidando la voz de advertencia del padre y abandonado al entusiasmo y al éxtasis de su fantástico vuelo hacia el  gran astro, Ícaro encuentra su destrucción al atravesar el espacio en estrepitosa caída y entrar final y fatalmente en contacto con la realidad terrena…

Decir que nuestra época es una época de Puer Aeternus advierte este peligro inminente de la conciencia en vertiginoso vuelo, obsesionada con las ilusiones omnipotentes de información total y pureza virtual,  desconectada cada vez más radicalmente del cuerpo y las sabias lentitudes de lo terreno…

Advertisements

5 thoughts on “Nuestra época, una época de Puer Aeternus…

  1. Muy acertado tu texto, Víctor, y muy bien ilustrado en cuanto a la constelación arquetípica (una de varias, quizá) bajo la cual vivimos, y de su implicancia psicosocial. Me parece interesante apuntar, sin embargo, a los aspectos negativos que también posee el arquetipo del Senex (o Viejo Sabio) y bajo cuyo influjo hemos atravesado también episodios nefastos en la historia. No puedo olvidar esa terrorífica imagen de Saturno devorando a sus hijos en el cuadro de Goya sin pensar en padres y gobiernos castradores que aniquilan a sus hijos, o a lo mejor que hay en ellos. Tradiciones familiares obsoletas, modelos dictatorales que rebrotan una y otra vez como mala hierba…
    Creo que coincidirás conmigo en la necesidad de traer a la conciencia estos modelos que parecemos no querer dejar de repetir, como si olvidáramos la historia.
    Un abrazo y estamos en contacto.

  2. Hola Victor. Siempre me dio mucha pena que no pudimos discutir mejor lo que empezamos en clase con Sven. Me refiero a la permanencia de los arquetipos, la inmutabilidad de los mismos. El Puer Aerternus y el Senex, mientras más lo pienso, más me parecen arquetipos irrefutables, pero mi personalidad me hace desconfiar del carácter trascendental que esto podría reportar. Digo esto pensando en lo que se decía Sven sobre el arquetipo de lo masculino y lo femenino. Espero podamos discutir esto con más tiempo (aunque me temo que por temas ya mundanamente monetarios, no podré asistir a la Jornada que estás organizando).

  3. Bastante sugerente el texto, y espero que vengan otros parecidos, si bien el blog está todavía un poco, como se diría en inglés, rough around the edges.

    Saludos!

  4. ¿Cuál es el efecto individual de este arquetipo en los adolescentes y adultos?

    El arquetipo tiene dos caras: una numinosa y la otra instintiva. Dependiendo del desarrollo de cada individuo es que la omnipotencia alcanza mayores o menores niveles de simbolización.
    En algunos el paso al acto es inminente, vía agresión hacia uno mismo o los demás, poca conciencia del riesgo, abuso de sustancias, etc.
    Lo mismo se puede decir en relación al desarrollo de los estados, por eso el análisis político y social es muy pertinente también desde esta teoría.

    Por eso comparto contigo que en este momento Jung es una fuente de análisis interesante para comprender mejor lo que ocurre en continentes como América y Europa.

    1. la pregunta que habría que hacerse para aclarar cómo funciona este arquetipo en el individuo adolescente y sobre el estado adolescente es qué quiere decir un individuo más o menos “desarrollado” al referirnos a lo que compensa la tendencia polarizadora del arquetipo.

      Pero también tiene efectos positivos, no te parece?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s